En primer lugar hay que entender la evolución normal después de su cirugía:
· Es normal sentir cansancio físico los primeros 3 a 5 días. También es normal que se inflame todo el cuerpo, incluyendo las manos, los genitales, las piernas y los pies.
· Presentará drenaje de líquido a través de las heridas por al menos 3 días, pudiendo ser abundante, sobre todo el primer día, por lo que no debe alarmarse al ver el líquido sanguinolento.
· Es parte de la evolución normal presentar moretones en todas las zonas operadas. Éstos irán desapareciendo poco a poco, cambiando de color (morado, verde y finalmente amarillo).
· Es probable que no le sea agradable ver el resultado inmediato de la cirugía. Debido a la inflamación, al principio no es posible observar los cambios logrados. Requiere al menos 1 mes observar cambios significativos que le agraden.
· Toma varias semanas sentir que su abdomen, espalda, glúteos, brazos y piernas se sientan más suaves y naturales. Es normal percibir diferentes sensaciones en la piel como: ardor, piquetes, comezón, adormecimiento, etc. Con el tiempo irá recuperando la sensibilidad normal en su piel.
· Puede transcurrir hasta un año para que algunas zonas de inflamación cedan por completo y las cicatrices tomen su aspecto definitivo. En algunos casos, puede requerir aún más tiempo.

Alimentación:
· Puede consumir todo tipo de alimentos. No hay alguna restricción por la cirugía. Se recomienda ingerir alimentos con alto contenido en proteínas (carne de pescado y pollo), fibra y 2 litros de agua natural al día.
· Evite consumir alimentos que a usted le puedan ocasionar distensión del abdomen o estreñimiento. Algunos alimentos que ocasionan esta molestia son: lácteos, frijol, garbanzo, lentejas, habas, papas, chile, café y comidas grasosas.
· Es altamente recomendable contar con el apoyo de su nutriólogo de cabecera. En caso de no contar con uno, hágaselo saber a su cirujano para que la refiera y pueda mantener un peso adecuado y conservar los resultados obtenidos mediante la cirugía por un largo plazo.

Actividad física:
· Los 3 primeros días después la cirugía necesita que alguien le ayude a bañarse, ya que es frecuente sentir mareo al retirarse las vendas o faja. Se debe retirar la faja mientras esté acostada y esperar un rato antes de levantarse. Bañarse sentado(a) dentro de la regadera.
· Las primeras 2 semanas, guardar reposo relativo en casa. Evitar salir en la medida que sea posible. No salir a fiestas, conciertos, eventos deportivos y sitios donde se conglomere mucha gente. Puede salir a la calle por períodos cortos de tiempo en caso de que le sea necesario, pero no es conveniente que maneje.
· No guardar reposo absoluto en su cama las 24 hrs.. Realizar pequeños recorridos dentro de su casa para favorecer la circulación de las piernas. Puede subir y bajar escaleras con cuidado y con apoyo (de preferencia no más de 3 veces al día).
· Cuando se recueste a descansar o se vaya a dormir, hacerlo boca arriba y con al menos 2 almohadas debajo de su cabeza y de sus rodillas. No recostarse de forma completamente horizontal.
· Evite limpiar su casa, cocinar, trabajar fuera de casa. EVITE CUALQUIER ACTIVIDAD QUE LE CAUSE DOLOR O MOLESTIA.
· Las 3 primeras semanas, no levantar cosas pesadas.
· Las 6 primeras semanas, no realizar ejercicios pesados (aerobics, pesas). Después de las 6 semanas, reiniciará sus actividades previa autorización de su cirujano. Iniciará con actividades de bajo impacto como caminar y posteriormente se irán intensificando hasta llegar a hacer sus actividades deportivas habituales y en caso de no haberlas hecho, adquirirlas por primera vez.
· No salga al Sol mientras aún tenga inflamación o moretones ya que ésto puede ocasionar cambios de coloración de la piel o aumento de la inflamación. En caso de necesidad, se sugiere el uso de bloqueador solar.

Cuidados de las heridas:
· Los primeros 10 días debe evitar quitar las cintas color piel que se dejaron en su herida. Después de bañarse, debe secarse primero con toalla y después ayudarse con la secadora de cabello (aire frío) para eliminar la humedad de las cintas y del ombligo. Las citas pueden retirarse a partir del 10º día después de la cirugía.
· Durante las primeras 6 semanas debe colocarse una gasa estéril dentro del ombligo para mantenerlo seco.
· En caso de emplear drenaje, éste debe cuidarse para que no se jale o se salga, ya que ésto ocasionaría que se acumule líquido debajo de la herida y puede generar complicaciones importantes. El drenaje debe estar haciendo vacío constantemente para succionar el líquido que se vaya acumulando. Elíquido debe vaciarse y cuantificarse cada vez que el reservorio se llene. Cada 24 hrs. por la mañana hay que hacer una suma de lo que se generó el día anterior, anotarlo y mostrárselo a su cirujano en sus consultas. El retiro del drenaje se realizará cuando la cantidad de líquido en 24 hrs. sea mínima.
· Evite la exposición directa al Sol sobre las heridas por un año.
· Evite fumar y evite el humo del cigarro. El tabaco provoca alteraciones en la cicatrización.
· Evite aplicar ungüentos sobre la piel sin que lo haya consultado con su cirujano. Evite aplicar algún tipo de dispositivo o sustancia para provocar calor o frío, ya que la sensibilidad se encuentra disminuida y puede ocasionarse una quemadura.
· Se recomienda ampliamente utilizar lámina de silicón en las heridas durante 2 a 3 meses para mejorar el aspecto de las cicatrices.

Faja:
· Debe utilizarse durante 6 semanas durante todo el día y la noche. Las siguientes 2 semanas, debe utilizarse durante el día y retirarla para dormir. Estos tiempos pueden variar de acuerdo al apego a los cuidados y a la evolución en cada caso. Su cirujano le irá indicando cualquier cambio durante sus consultas.
· La función de la faja es comprimir la piel para reducir la inflamación y favorecer la adecuada retracción de la misma. Además ayudará a moldear su figura y prevenir complicaciones como la formación de líquido debajo de la piel.

Medicamentos:
· Exclusivamente los indicados en la receta médica. Cualquier duda, aclararla directamente con su cirujano.

Terapia post-operatoria:
· Es necesario iniciar a partir del 5º día post-operatorio terapias de rehabilitación física, sobre todo en aquellas áreas donde se realizó lipoescultura; éstas tienen como finalidad disminuir la inflamación, así como favorecer una adecuada retracción de la piel y moldeado del contorno corporal.

Otros cuidados:
· En caso de notar hinchazón en piernas y pies, puede utilizar medias de mediana compresión hasta arriba de la rodilla. Éstas debe colocárselas antes de ponerse la faja y utilizarlas durante todo el día y la noche. Además, es conveniente mantener las piernas elevadas cuando tome descansos.
· Una vez que las heridas se encuentren cicatrizadas y que su cirujano se lo autorice, es conveniente utilizar crema humectante sobre todas las zonas del cuerpo operadas para favorecer su hidratación y reducir la comezón.